jueves, 20 de octubre de 2016

¿Cuáles son las penalizaciones de Google y cómo evitarlas?




Las penalizaciones de Google son la peor frustración que todos los profesionales en internet suelen tener. Si haces las cosas bien, tu web irá ascendiendo poco a poco hacia los primeros resultados. Un día tu página puede estar ocupando las primeras posiciones en el buscador, gozando de una posición competitiva y al día siguiente has desaparecido completamente de los resultados de búsqueda. ¿A qué se debe esto? Lo más seguro es que tenga que ver con las penalizaciones de Google.

Google sanciona a aquellas páginas web en las que detecta algo sospechoso, puede ser de forma interna (contenido copiado o de baja calidad) o de forma externa (enlaces de baja calidad). Te darás cuenta que tienes una penalización de Google cuando tu web baje su posicionamiento en el buscador drásticamente, cuando no aparezca por las keywords en las que está posicionada o incluso cuando no aparezca al buscarla por su nombre original.

Tipos de penalizaciones:
Algorítmicas: Google penaliza una página de manera automática cuando encuentra algunas formas de manipulación incorrecta. Una vez identificada la penalización es más fácil recuperarse y volver a los niveles de tráfico.

Manuales: Estas ocurren cuando hay una denuncia previa. En estos casos es mucho más fácil enterarse porque Google manda un mensaje a Webmaster tools notificando que se ha detectado que “algunas páginas utilizan técnicas que vulneran las políticas de Google…que posiblemente existen enlaces artificiales o poco naturales apuntando hacia el sitio web…y que, una vez solucionado y eliminados, se debe de mandar una petición de reconsideración a Google”. 

¿Cómo saber qué algoritmo de Google te ha penalizado?
Google Panda: Este algoritmo es el más popular, ya que afecta a páginas web que ofrecen contenido pobre o con anuncios excesivos. Fue lanzando en el 2011 y cuenta con muchas actualizaciones.

Google Penguin: Este algoritmo afecta a las páginas web que tratan de manipular los rankings mediante la creación de enlaces artificiales. Fue lanzado en el 2012.

¿Cómo evitar que te penalicen?
  • Elimina el contenido duplicado: Si se trata de algún problema técnico, la solución es sencilla. Cuídate de las personas que copian tu contenido sin permiso y lo publican en otras páginas web. Y si has copiado tú el contenido, reescríbelo desde cero o elimínalo.
  • Publica contenido único y de alta calidad: Publica contenidos que no pueden encontrarse en ningún otro lado y podrás recuperarte de una penalización.
  • Cuida los enlaces salientes: Coloca enlaces a otras páginas con buen contenido. Que no te de miedo que el usuario pueda abandonar tu página web, de todas formas lo va a hacer, y que mejor que sea por una recomendación tuya.
  • Reduce la publicidad: Trata de que la publicidad que tengas esté relacionada con los contenidos que ofreces.
  • Descarga tu perfil de enlaces: Lo puedes encontrar en las Herramientas para webmasters de Google, en Tráfico de búsqueda > Enlaces a tu sitio.
  • Analiza los enlaces: Carga el archivo de enlaces en Excel y marca todos los que sean artificiales. No te queda otra que revisarlos uno por uno e ir apartando los que te parezcan “sospechosos”.
  • Desautoriza el resto de enlaces: Tras un tiempo de cortesía, pasa los enlaces no eliminados por la herramienta Disavow de Google.


Si crees que Google te ha penalizado lo mejor es acudir a un experto que sea capaz de diagnosticar si se trata de una simple caída de posiciones o si realmente hay una penalización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario